jueves, diciembre 27, 2007

Lo borro todo, para que pareciera que nunca existió, lo borro todo y me hago la loca, me quedo en ascuas, inpalpitable para que los demás no me reconozcan como una persona hija de dios, me quedo callada y me río de todos para que la gente crea que es gracioso, pero lo único que queda es reírse de lo bizarro, de los sucio, la violenza domestica. Mi Ernesto dijo una vez que nada puede contra un hombre que canta en la miseria, para el que canta y nadie lo escucha las insolencias no son violentas sino son como una demostraciones de circo, lo opaco/gris es uno de los colores mas llamativos por que no hay malas formas, por que nadie lo entiende, por que nadie comprende, nadie se siente ofendido, los niños no entienden de tristeza, solo de sentimientos en el mundo atroz. Por eso lloran y luego se les olvidan, ellos cantan bajos las mesas y andan en bicicleta.
El tiempo a cambiado sigilosamente pero tan profundo que nadie se alcanzo a dar cuenta, quizás no sea el tiempo, lo mas probable es que hayamos sido nosotros y nuestro crecimiento inevitable.

1 comentario:

Esteban dijo...

esta bueno, me parecio mejor la primera vez que lo vi, pero sigue bueno, se me habia ocurrido algo con el cuento, pero la verdad se me olvido en un rato.

sigue asi.