miércoles, junio 24, 2009

sin nombre y con apellido
Por el hombre que más he llorado en mi vida a sido por él, y no es para menos si el espermio que fecundó el ovulo de mi madre fue precisamente el suyo, quizás es por esa razón que lloro, por la existencia de aquel luchador espermio. Lo más probable es que todavía algo de aquel luchador prevalezca en mí.
Me detengo a mirar desde lejos, a pensar, a descubrir que pasa con él y el mundo, que es lo que me pasa a mí y a mi mundo.
Me he transformado en una especie de conejillo de indias sujeta a un experimento, soy como un aparato de medición psicométrica de su desequilibrio mental, siendo la particular unidad de medida del aparato, la frecuencia y densidad de mi llanto, si es con griterío, pataletas o chuchadas.
No entiendo, juro por el dios que no existe que no entiendo, me he convertido en el pequeño niño Alberto acosado por llamadas telefónicas sin sentido, mi reacción es consecuencia de su fría y calculada manipulación mental, soy su creación y consecuencia, soy su engendro regalón, al que zamarrea y luego le da recompensa, recompensa por el perdón. Somos estimulo-respuesta, sujeto-objeto, pene y vagina, padre he hija, somos lo que nunca quise que llegáramos a ser, somos una maquinación tortuosa, somos lo qué mas me pesa, lo que me causa rabia y dolor, somos tan iguales que saber que me parezco a ti produce el no reconocerme, me causa la apatía y la incomprensión por este mundo, mi desgano es por ti, mi intolerancia es por ti, mi desapego es por ti. Mi completación genética esta cargada de ti, lo que no entiendo de mi me lo heredaste tú, cuando me enfermo de la cabeza es a causa de tu dominio genético y manipulación verbal, yo soy de ti, me reconocen por tu apellido, en el sistema de salud yo también soy carga tuya, soy tu carga, quizás también la más tortuosa, la que te dice lo que piensa de ti, la carga sin pudor ni vergüenzas, pero una carga al fin y al cabo, la carga de ser tu hija ,la carga de la que nunca en tu vida te vas a librar , por que todos saben que me llamo Francis Villegas y que ese apellido es tuyo, y aunque me mires y no sepas reconocerme como tal no dejarás de ser mi padre, por que tu espermio prevalece en mi ,quieras o no quieras, esta en mi.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

a mi parecer pintas el mono escribiendo fuertes declaraciones como estas en una pagina publica, tan poco es que te quieres? quiza no sea necesario que tus amigos sepamos tanto recoveco de tu alternativa y sufrida vida. quedate con lo literario, o por ultimo con lo lirico que no alcanza a nacer, pero esto, esto provoca una pizca de verguenza ajena, mas vale que lo dejes bajo tu almohada o se lo entregues a el susodicho.
ya sabes quien soy.

causa bansen dijo...

es totalmente válido escribir lo que a esta señorita se le plazca. a fin de cuentas, es su página, es su decisión, su desahogo o como quiera llamarlo. usted, humano, le falta tino y carece de formas para decir lo que piensa a la cara. es mucho más aborrecible, patético, insano y desubicado dar consejos de vida -cursiloides- a través de un comentario pútrido y público. piénselo: a nadie le importa lo que usted pueda opinar. por lo menos a nadie que lee este blog.

srta francis dijo...

señor anonimo: creo que es más pinta mono dar una opinion y no hacerse cargo de sus palabras. no sea cobarde, dígalo y si le disgusta lo que se publica, puede no leer más este blog.
a nadie le importa lo que usted pueda opinar.


la autor.

... dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
... dijo...

escribir para el gusto de todos¿?¿ jajajaja ¡¡que ingenuidad!!!

"DELETE"
(práctico botón del teclado)