viernes, enero 19, 2007





Y me monto a la paranoia como una loca más, por que corría y marchaba por aquel piso quinto del colegio de monjas escapando del horror desde la mañana, desde la puerta cuando te despedías de besos apretados sujetando más mi peinado con aquella cinta blanca, es que no sabes que cuando subía al quinto piso nos perseguían como si fuéramos palomas mensajeras, nos correteaban como animales para terminar todas encajonadas entre tres salas-piezas, acolchadas métricamente por cojines blancos y relucientes .y te cuento que nos cortaban el pelo con tijeras para cortar el pasto, el uniforme lo cambiaban por vestidos arrepollados y nos hacían amar su disciplina, nos trataban como gallinas locas y la mitad del día nos encerraban el las piezas tratando de adorar a la santa Juana del estonac.
Nuestra inteligencia la median sentándonos en una silla con cables de colores, de nuestras cabezas colgaban a centímetros guitarras eléctricas esperando reacciones para hacer sonar el primer acorde de la primera nota.
Y seguíamos corriendo.

4 comentarios:

Esteban dijo...

uta la wea, soy yo el wn que ya no entiede lo que escrives por muy ovbio que sea, =(, aun asi sigo volviendo a ojear el log perdiodicamente, osease que lo que leo me gusta. =),
que comentario mas wn.

te devo uno.

ParoXismo dijo...

juahajauahajua
no te entendi chiste.

sebastian =) dijo...

que bien =)

Rod dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.