sábado, marzo 28, 2009

Mi primera bocanada.

Repartidos corpóreamente dentro de una habitación oscura, sentados en una cama ajena, respirando bocanadas de aire como si estuviéramos en un espacio abierto, siendo tan pendejos y tan ignorantes escuchábamos Tonight tonight de los Smashing pumpkins sin entender ni una sola palabra de inglés, hacíamos esa canción nuestra como banda sonora de un momento perfecto, un himno de amor, sintiendo cada tonada como un cosquilleo bajo la lengua, solo esta noche.
Solo esa noche La gente se movía dentro de un espacio reducido, las personas trabajaban para nuestro momento, como actores sin libreto expandiéndose y contrayendo sus cuerpos como una danza, provocando tensión en cada momento. Ese cosquilleo, aquel cosquilleo…
No fumaba, juro que en aquel momento no fumaba pero era lo único que infantilmente podría unirnos, no sabia nada de la vida, solo que era una niña chica con pelito corto y con ganas de besar a otro niñito con pelito cortito que se encontraba frente de mí.
El humo cortaba el viento provocando imágenes obscenas y a veces sin sentido, nubes formaba, nubes salían de su boca como invitándome a entrar, solo invitándome a entrar.
Le pedí que me enseñara a fumar, le conté que tenía miedo por que nunca antes había entrado humo en mi boca. Tomó el cigarro entre sus dedos e hizo aquel trabajo con los pulmones que yo encontraba tan complicado, me miró a los ojos se acerco hacia mi boca, que lo esperaba entre abierta, acercó sus labios lo más próximo, tocando ligeramente los míos, y expulso el humo empapado de sus pulmones que entro por mi boca y se empapo de los míos. Pulmones vírgenes hasta entonces.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

fran, por la puta madre, tienes todo el talento!

Tu novia.

Anónimo dijo...

La fran no tiene novia 88 y nunca tendra porque no la dejo tener.

Frank Logan dijo...

hermoso