lunes, agosto 11, 2008

soñaba que soñaba que dormia y en el sueño que soñaba ella estaba en el carrusel.

Ni cuanto, ni como. ¿Con que frecuencia?, pero ella estaba segura que las cosas no estaban normales, algo no estaba cuerdo, algo se encontraba con abundancia en los espacios vacíos de su humanidad. Así como lagunas por todas partes y locuras antes de dormir, el carrusel se hacia repetitivo y no paraba con ninguno de sus llantos, horas y horas se movía al mismo ritmo, como si las escenas revivieran con cada movimiento, como un pequeño fusilamiento interno donde la cabeza se llena de imágenes pasadas de mis muertos y los suyos, de nuestro amor y sus codicias, de un tal Lucas, pero no el de Cortazar. ¿Que es lo que estaba pasando?
La oscuridad llenaba el espacio y las luces se apagan y volvían a prender intermitentemente cada cinco segundos, y yo la observaba, ella seguía el ritmo sin pestañar ,como si pudiera pasar el resto de su vida dentro la rueda giratoria que ya no le hacia vomitar. Y yo me enloquecía poco a poco mirándole desde abajo, envidiándole su estado inerte, ya nada de lo que le pasara la sorprendería, y es que ni el carrusel ahora la hacia vomitar, ni el asco que siempre le tuvo a los charros con bigotes, siempre he querido saber que es lo que piensa cuando me mira, si en verdad realmente me quiere como yo la quiero a ella ,y es que sus ojos son como dos perlas brillantes que cuando me miran se vuelven mas brillantes aun, y aun no tengo claro si es amor por mi o amor por ella cuando se refleja en mis ojos negros que funcionan como espejo para cuando la mujer quiere mirarse desnuda, ella siempre se ríe y me dice que soy indispensable, pero aun no quiere bajar de su carrusel, aun no quiere vomitarlo todo, ni siquiera por mi, que la espero siempre aquí abajo hasta que ella abra los ojos y se atreva a lanzarse hacia atrás ,pero siempre la veo tan aferrada, siempre tan dispuesta a no arriesgarse, a no perder su vida, ni siquiera por mi…

2 comentarios:

alvaro dijo...

oe me gusto ha,
ta weno,
esa parte de:
que piensas cuando me miras a los ojos...
esas weas me llegan hasta las moleculas xD

esteban dijo...

Desde esas canciones que hablan de otra persona, hasta estos cuentos. Tus personajes despiertan depronto encontrados en una de tus historias repasando sus memorias y obserbando alguna imagen, cuestinando su presente y sobre todo añorando algun recuerdo o evento pasado, siempre como observadores, no son mas que siluetas sobre las que pocas veces se determina algo, no hay transformaciones, no hay avence, no hay eventos, no hay cambios, solo hay preguntas y silencio, junto a emociones que brotan del estoago mismo. Luego se acaba su tiempo y desaparecen, dejando deseos de enteder porque aparecieron en primer lugar, dan ganas de decir algo como "es curioso como aveces uno hace eso" o " asi es el amor" , intentar desgranar algo de su escencia, pero no se prestan a eso, son criaturas totalmente ajenas al echo de que estan siendo observadas, de que estan contando una historia, me traen el recuerdo de uno de tus antiguos personajes que llamabas "el hombre de la silueta triste" sacado de alguna parte del mundo o de tu cabeza, no queda mucho que entender de tus personajes, ellos mismos no entienden su mundo por algo lo cuestionan y se aferran a emociones lejanas ya, al final no son diferentes de uno en el sentido en que solo estan observando emociones que siempre es grato revivir, anque sea solo para saber que estan ally.

por eso comentarios como, muy buenas lineas, o buen trabajo, paresen quedarse cortos, pero son por lo menos 100% honestos.